Año nuevo, vida nueva


  
Aunque cualquier día del año puede ser el primer día para muchas cosas, solo uno puede ser el primer día del año. Y es eso justamente lo que hace este día tan especial. 

Aun las personas, como yo, que no creemos mucho en celebrar la cantidad de días asignados para conmemorar ocasiones especiales (día del padre, de la madre, del niño, del amor, de las brujas, etc etc), debemos admitir que éste día, 1ro de enero, es uno que realmente tiene el mejor potencial de cambiar las cosas de manera positiva. Y el mundo necesita bastante de eso!

Este debe ser el día con la mayor cantidad de gente en el mundo fijándose nuevas metas, esforzándose en ser mejor, proponiéndose cambiar positivamente y probando nuevas cosas. Lastimosamente muchos lo harán simplemente por la presión en el ambiente y por seguir la corriente, y por eso en unos cuantos días o semanas, cuando nadie mas esté hablando del cambio, volverán sutilmente a su zona segura y nada cambiará.

Ayer (31 de Diciembre) fue el día para reflexionar en todo lo que hicimos en un año. Quizás algunos tuvieron un año regular, sin ningún acontecimiento que haga el año digno de recordarlo por algo en particular. Otros pueden haber vivido algo tan fuerte que marque el año profundamente. Como haber pedido a un ser querido, o haber conocido a un gran amor, o haber perdido el trabajo, o haber abierto su propio negocio. Cualquiera sea el caso, hoy es un nuevo día, un nuevo año, una nueva oportunidad muy única de hacer un “borrón y cuenta nueva” sin ser muy cuestionado.

Hoy, 1ro de Enero, es el único día que podemos hacer ese cambio positivo que venimos queriendo hacer hace tiempos, cambiar ese mal habito, dejar ir ese viejo rencor que quita el sueño, pedir perdón, decir te amo, tomar ese riesgo laboral, o cualquier otra “locura” que hemos querido hacer y, cuando alguien cuestione nuestro cambio, poder contestar sin temor (por si es de los que le importa lo que diga la gente) ….“Año nuevo, vida nueva”.

Aprovechemos la oportunidad!

Publicado en Fernando García, Reflexion | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Gastar la vida


  
Jesucristo ha dicho:
“Quien quiera economizar su vida, la perderá; y quien la gaste por Mi, la recobrará en la vida eterna”.

Pero a nosotros nos da miedo gastar la vida, entregarla sin reservas.

Un terrible instinto de conservación nos lleva hacia el egoísmo y nos atenaza
cuando queremos jugarnos la vida.

Tenemos seguros por todas partes, para evitar los riesgos. Y sobre todo está
la cobardía…
Señor Jesucristo, nos da miedo gastar la vida, pero la vida Tú nos la has dado para gastarla; no se la puede economizar en estéril egoísmo.

Gastar la vida es trabajar por los demás, aunque no paguen; hacer un favor al que no va a devolver; gastar la vida es lanzarse aun al fracaso, si hace falta, sin falsas prudencias; es quemar las naves en bien del prójimo.

Somos antorchas que solo tenemos sentido cuando nos quemamos; solamente entonces seremos luz.

Líbranos de la prudencia cobarde, la que nos hace evitar el sacrificio, y buscar la seguridad.

Gastar la vida no se hace con gastos ampulosos, y falsa teatralidad. La vida se da sencillamente, sin publicidad, como el agua de la vertiente, como la madre da el pecho a su guagua, como el sudor humilde del sembrador.

Entrénanos Señor, a lanzarnos a lo imposible, porque detrás de lo imposible está tu gracia y tu presencia; no podemos caer en el vacío.
El futuro es un enigma, nuestro camino se interna en la niebla; pero queremos seguir dándonos, porque Tú estás esperando en la noche, con mil ojos humanos rebosando lágrimas.
Luis Espinal sj

Publicado en Dios, Tomado de internet | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El Poder de las Afirmaciones Positivas


  
El primer paso para aprovechar el poder de las afirmaciones positivas es entender bien de dónde sale su poder. Y el poder de las afirmaciones positivas se encuentra en su capacidad de mejorar nuestro estado emocional. 

Decir o pensar determinadas frases tiene la capacidad de hacernos sentir mejor. Es un poder muy grande, ¿verdad? Pues sí. Lo que pasa es que no todas las afirmaciones positivas tienen este poder de hacernos sentir mejor. De hecho, a menudo producen el efecto contrario. Si estás muy enfadado con alguien, por ejemplo, e intentas pensar que todo va bien y que esa persona es fantástica, lo más probable es que aún te enfades más. Es decir, algunas frases funcionan y otras no. Esto significa que si queremos aprovechar los beneficios de las afirmaciones positivas, tenemos que encontrar aquellas que nos funcionen. 

La buena noticia es que siempre, en cualquier situación, podemos encontrar afirmaciones que nos ayuden a sentirnos mejor. Siempre podemos encontrar algunas frases que, al decirlas o pensarlas, nos relajamos internamente. Siempre. 

La mala noticia es que no siempre son las mismas. Las afirmaciones que funcionan dependen de cada persona y del momento, así que no podemos tener una reserva de frases positivas guardadas para sacarlas en caso de necesidad. Hay que “fabricarlas” a medida en cada momento. Y esta es la clave a la hora de utilizar afirmaciones positivas: aprender a prepararlas en cada situación. 

Publicado en Fernando García | Etiquetado | Deja un comentario

Amor es Amor


    
Amor es Amor

Definir amor puede ser tan complejo, como igualmente simple, dependiendo del grado de amor que se ha experimentado. 

No pretendo dar una nueva definición de amor, más solamente exponer lo que sale en éste momento de lo mas profundo de mi ser, sabiendo que sonara incoherente para algunos y totalmente acertado para otros. 

Tantos acontecimientos locales e internacionales recientes me han hecho cuestionar si hay realmente tipos de amor, niveles de amor, clases de amor o si simplemente amor es amor. 

El Papa en su gira y sus mensajes tan oportunos, acertados y llenos de amor.

La madre de un asesino derramando su dolor en poesía para su hijo con un amor incondicional.

Personas arriesgando su vida por salvar un animal en peligro con un amor desmedido. 

Amigos unidos a una causa para ayudar a una compañera que no miran hace treinta años, con un amor que trasciende el tiempo. 

Desconocidos abriendo sus puertas, sus hogares y sus brazos a inmigrantes que huyen de sus países sin ver en ellos diferencia alguna, mas bien viéndolos como seres de amor. 

Organismos dedicados a la protección de la tierra, la naturaleza y el ambiente con un amor a la creación que es digna de admirar. 

Y así podría seguir mencionando muchas otras manifestaciones de amor que, a mi parecer, devuelven la Fé en la humanidad y me convencen de que no hay otra salida mas en ésta vida que llenarse de amor, vivir con amor, dar amor y ser amor. 

Qué tipo de amor? Pues amor de Dios y a Dios. Amor propio. Amor al prójimo (incluyendo los que no nos aman). Amor a los animales. Amor a la creación y al Ser.
A qué tipo de amor creen que se refiere en 1 Corintios 13:4-7? :
“El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.”
Yo realmente no creo que se refiera solo al amor de pareja, o a los hijos o padres. Esa definición de Amor no es para una clase de amor. 
Amor es amor, punto. 

Publicado en Dios, Fernando García, Reflexion | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Desacostumbrarse


  
Hoy encontré un video en una red social de una pareja bailando en la acera de un restaurante en plena luz del día. La música, la pasión, el talento de esta pareja me dejó con la boca abierta y muy admirado. Aunque estaba hipnotizado viéndolos casi fundirse al ritmo del tango, no pude evitar ver unos cuantas personas ignorándoles y pasando junto a ellos sin notarlos. (dar click en el link al final del post si quieren verlo).

Estas personas que no se admiraban de verlos seguro eran vecinos, personas locales o incluso empleados del restaurante que seguro miran esto a diario y están ya acostumbrados. Ya no les asombra, ni les impresiona y mucho menos les interesa. 

Esto no es nuevo. Nos puede pasar a todos con muchos aspectos de nuestra vida. De hecho a diario veo caminar gente por la playa con la mirada al suelo o peor aun, al celular, mientras a un costado está bajando el sol y el mar empieza a reflejar en sus aguas cristalinas los diferentes colores que ese día Dios ha escogido pintar el cielo en un último aliento antes de invitar a la luna y las estrellas a cubrirnos. 

Así mismo en estaciones de tren en esas grandes ciudades, violinistas regalando su música, en peatonales artistas exponiendo sus dones por unas monedas, en nuestras propias casas, nuestros hijos derrochando su talento y su amor al mostrarnos un dibujo, pero estamos muy ocupados, muy apresurados para notarlo o peor aun, ya estamos acostumbrados.
No es bueno acostumbrarse. No es sano tomar las cosas por dadas. Volvamonos niños de nuevo, que podamos reír del mismo chiste 20 veces. Que podamos jugar el mismo juego incansablemente. Que nos asombre el arco iris, la luna, el sol, el aire. Que nos emocione un beso de nuestros hijos, una llamada de un ser querido. Que paremos la prisa y contemplemos cada atardecer y cada regalo que nos encontramos, como esa pareja bailando en la acera.
Desacostumbremonos de ser bendecidos.

Pareja bailando tango

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Yo no extraño


  

Aun recuerdo cuando una muy querida amiga me dijo hace unos años “yo no extraño a nadie”. Me pareció algo frío y quizás prepotente. Cómo no extrañar un ser querido que se fue, o los amigos de la infancia o aquellos gratos momentos pasados en pareja o a los padres cuando no los vemos? “Qué insensible!” pensé. Sin embargo su corta explicación me dejó meditando y llegué a convencerme que estaba en lo correcto y decidí implementarlo en mi vida.

A la fecha sigo trabajando en perfeccionar la puesta en práctica de esa filosofía, pues es mas fácil decirlo que hacerlo. Lo que si puedo decirles es que cada vez lo logro mas y me hace disfrutar de la vida con mas plenitud y transforma momentos que podrían ser tristes en unos llenos de alegría así como lágrimas en sonrisas.
El romanticismo detrás de un “te extraño” lo ha hecho mas que aceptable y esperado. De hecho lo hace demandado. 

He escuchado decir incluso “ya te extraño” aun antes de irme. 

Es fácil caer en la trampa, ya que decirle a alguien que no se le extraña es interpretado como falta de amor, y entonces nos vemos automáticamente contestando a un “te extraño” con un “yo también”.
Y es que si el extrañar no viniera acompañado de nostalgia pues lo aceptaría mas, pero generalmente lo está. Nadie sonríe al decir “te extraño”. Y de ahí la explicación y razón del por qué, creo yo, no debemos extrañar:
Para empezar, qué extrañamos? Por lo general, buenos momentos.

Por qué los extrañamos? Pues, porque ya no están. 

Hay manera de recordarlos sin extrañarlos? Si ! Si se puede. Honrándolos como lo que son, momentos vividos.

Si ponemos nuestra mirada y energía en recordar la alegría que nos trajeron podremos sonreír con la misma alegría sin querer poseerlos. Pretender revivirlos obsesionadamente no permite que otros momentos lleguen. No nos permite vivir el ahora, que puede estar lleno de iguales o mejores momentos. Apegarse a ese pasado puede convertir un maravilloso momento del recuerdo en un triste momento del presente.
Por eso mis queridos seres, hoy los recuerdo con mucho amor. Nuestras vivencias traen una sonrisa mas que a mis labios, a mi alma. No quiero empañarlas con un “te extraño”. Prefiero honrarlos con un “te pienso”, “te recuerdo con amor” y un abrazo a la distancia lleno de esperanza que viviremos nuevos momentos algún día.

Hasta entonces!

Publicado en Fernando García | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Nada personal


  
¿Cómo así que me lo dicen a mi, pero no es conmigo?  Esa fue mi pregunta por mucho tiempo. 

Agradar a los demás y caer bien a todo el mundo parecía ser mi mayor reto. Aunque solía escuchar la frase “no se puede ser monedita de oro para caerle bien a todo el mundo”, yo parecía creer tener el encanto suficiente para lograrlo. Cuán engañado y cargado innecesariamente viví!

Por fortuna, y en el tiempo necesario, logré superar esa locura. Y no estaba solo. Para muchas personas lo que los demás hagan o digan cuenta e influye en sus vidas de una manera directa y en algunos casos trascendentalmente. Todo depende de las palabras que recibimos de quienes nos rodean y de las situaciones que se nos presentan diariamente. Incluso, de la importancia que le damos a nuestros propios pensamientos. Nos ofende lo que nos dicen, nos hacen o piensan de nosotros y todo porque elegimos darle poder a los demás. Así de simple.

Si eliges tomarte las cosas personalmente, estarás de acuerdo con todo lo que te digan y será importante para ti. Reaccionaras, posiblemente sin pensar, solo trayendo conflictos. Defenderás y justificaras tus acciones con la necesidad de demostrarles que tienes la razón y ellos están equivocados. Y todo esto es porque nos hemos acostumbrado a que necesitamos tener la aprobación de los otros, cuando en realidad la única aprobación que necesitas es la tuya propia.

Ahora entiendo que suceda lo que suceda alrededor, para vivir felizmente, no hay que tomarse nada personal. Las palabras de los demás son reflejo de su experiencia de vida y aprendizaje. Pueden opinar, pero siempre será desde su óptica y lo que funciona para unos no funciona quizás para ti. Que quede claro que digan lo que digan, no se trata de lo que tú eres, sino de lo que ellos son. Considera siempre, antes de reaccionar, que las personas están llenas de prejuicios y nadie ve la vida con tu misma óptica, toma lo bueno de quienes te aportan y lo demás tíralo a la basura, no lo cargues, no lo asumas.

De hecho, las palabras ofensivas, los malos modales, conductas agresivas, personas mal humoradas, amargadas o los golpes hablan más de quienes los emplean que de aquellos que los reciben.
Cuando te tomas todo personal vives resentido con el mundo, con todos los demás. Es la típica sensación de todos están en mi contra, no me entienden, no me comprenden, nadie me quiere. 

Cuando tomamos todo lo que dicen los demás o lo que sucede de una manera tan personal, perdemos la perspectiva de analizar, escuchar, interpretar la intensión de los demás y tomar decisiones en calma basadas en un análisis de qué es lo mejor. Le damos a los demás la capacidad de manejarnos emocionalmente, pero esto porque nosotros mismos lo permitimos, no porque ellos sean capaces.

Por eso, cuando alguien te diga algo, analiza qué tanto de cierto tiene y sobre todo si esa persona está enojada más que contigo, consigo misma. Antes de reaccionar, de actuar, analiza, respira, aprender a luchar las batallas que debes y que sean necesarias, porque si peleas todas podrías terminar cansado para ganar las verdaderamente importantes.

Si alguien te critica, posiblemente está viendo en ti algo que desearía ser o tener y entonces por eso su actitud negativa. Incluso si recibes elogios, no te los tomes personalmente. Como bien dice Miguel Ruíz, “Si alguien te dice que eres maravilloso, no lo dice por ti. Tú sabes que eres maravilloso. No necesitas que otras personas te lo digan para creerlo”.

Antes de tomarte algo a pecho o personal, piensa qué tipo de vida, situaciones, día está teniendo esa persona, porqué se comporta de la manera que está actuando contigo y con los demás, entiende que esa persona puede arrastrar y cargar muchas cosas que no tienen por qué afectarte a ti, aunque se desahogue contigo. Aun los elogios que te da pueden hablar mas de esa persona que de ti, asi que tampoco los tomes tan a pecho.

En nuestras manos está la capacidad de elegir qué pensar, como interpretar las palabras de los demás, qué sentir, cómo comportarnos, cómo reaccionar, ya sea de una manera que nos perjudique o que nos beneficie.

Al final lo que se nos dice suele ser nada personal. 

Publicado en Fernando García, Reflexion | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Ese tipo de amor


  
Amor que no entiende de tiempo, espacio ni distancias. Amor ciego a colores, formas, sexo y costumbres. Paciente y cálido. Tolerante e incondicional. Después de todo es justo eso, amor.

Han sido 30 años desde que nos despedimos, lloramos, nos abrazamos queriendo no soltar y luego emprendimos diferentes rumbos. Camisas rayadas, promesas escritas en papelitos que llevamos por años en la billetera hasta que se desintegraron, poemas, fotografías, música y recuerdos que inevitablemente brotan de nuestros ojos de forma salada y ruedan por nuestra sonrisa antes de caer al suelo.

Cuánto hemos caminado separados! 30 años! Y en tantas direcciones! Matrimonios, partos, pérdidas, enfermedades, logros, tragedias naturales, éxitos, en fin, una vida entera de transformaciones que nos convierten casi en otras personas. Trabajos que nos exigen un tipo de comportamiento, el pelo que se fue, las libras de mas, los ojos que no miran sin ayuda…. parecemos otras personas……. Hasta que nos reencontramos. Es ahí que ocurre la magia. Como que tenemos un chip guardado listo para activar y entonces 30 años parecen ser solo un espejismo.

Desaparecen los títulos, las posiciones sociales, las posesiones materiales, los traumas, las heridas, los complejos y los miedos. Todo se olvida y sentimos haber regresado a casa. Hay cambios en el traje que llevamos llamado cuerpo, pero basta una mirada para ver que la esencia del alma está ahí y que el amor está intacto. Nos reconocemos por la risa, el humor, las ocurrencias. 30 años y ha pasado tanto, pero no ha pasado nada.

No fue el primer reencuentro, ni será el último. Ahora regresamos a nuestra vida normal ,mas felices de haber reafirmado que somos amados y que los lazos que tenemos son mas fuertes que la distancia. 

Este amor no es amor de madre, ni de hijo. Se parece al amor de hermanos, pero es mas. Amor respetuoso que no juzga. Amor que da sin esperar a cambio. Amor que se despide, suelta y se va, pero se queda, hasta el próximo reencuentro. Ese tipo de amor. 

Publicado en Fernando García, Uncategorized | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Crecer duele


  

Es inevitable para todo ser viviente, una vez nace debe crecer. El proceso de crecimiento es uno muy anhelado. Sin embargo, hay muchos que desconocen de qué trata realmente. Me explico. Por lo general, los niños quieren ser adolescentes, éstos quieren ser jóvenes y los últimos desean ser adultos, todo hasta que se dan cuenta de la responsabilidad que conlleva llegar a la adultez y luego envejecer.
Ciertamente, el proceso es hermoso cuando lo vemos en una planta que comienza pequeña y va fortaleciendo su tronco, profundiza sus raíces, le brotan sus ramas y finalmente llega el fruto o las flores. Pero aún las plantas les llega el momento en que sus hojas caen, su fruto madura y hasta se pudre, y sus flores mueren. Entonces, tienen que ser podadas para que vuelvan a renacer y ese proceso es doloroso.
Las etapas son muy importantes y el crecimiento se debe dar de manera uniforme en cada faceta de nuestras vidas porque si no se crea un desbalance. Me refiero a que es necesario desarrollarnos tanto física, como emocional, intelectual y espiritualmente. Cada aspecto se trabaja de manera distinta, pero deben ir de la mano para tener una vida integral saludable.
Podría hablarte de muchos procesos, como el que pasa el aguila en su proceso de renovación, la naturaleza en las distintas estaciones del año, la uva hasta convertirse en vino, una perla que es procesada para convertirla en una joya preciosa, el barro que se prepara para ser vasija y la lista sería extensa. Si analizas cada uno de los pasos que siguen cada uno de los ejemplos antes mencionados, hay momentos de dolor, de angustia, de incomodidad. Así es nuestra vida. Llegan instantes que nos duelen, nos lastiman y nos podemos sentir desfallecer. Tenemos que tomar decisiones que traerán consecuencias positivas y negativas, pero ambas hay que asumirlas con responsabilidad.
El crecimiento no se puede detener, a pesar del dolor que puedas experimentar. Sucede que hay personas que fueron lastimadas en una de sus etapas y se encierran allí, no quieren salir, no desean seguir desarrollándose. Ahí también hay peligro. No podemos estancarnos, pues vinimos al mundo con un propósito y para que se cumpla hay que crecer.
Cada situación que vives es parte del proceso que te llevará a crecer y madurar. En la vida dejarás personas que amas para seguir tu camino, enfrentarás problemas financieros, de pareja y de salud. También, perderás cosas que considerabas importantes. Pero no desesperes, son las hojas que deben caer para que puedas renovarte y llegar al próximo nivel, a la estatura que debes alcanzar.
Hay que crecer en todas las facetas de nuestra vida: espíritu, alma y cuerpo. Si una parte no se desarrolla no podrás disfrutar a plenitud, no te sentirás feliz y tampoco podrás hacer feliz a los demás. No te estanques, crecer duele, pero mañana estarás mejor y tendrás logros que ni imaginaste. Los cambios y las transformaciones son necesarias, no huyas porque tarde o temprano te alcanzarán.
Solamente confía en Dios, en sus promesas. Busca la ayuda espiritual, profesional, vocacional, la orientación económica y todo el apoyo que necesites para enfrentar cada proceso, lee libros y artículos que te ayuden a entender lo que estás pasando, pero no dejes de crecer y madurar.

Publicado en Reflexion, Tomado de internet | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Vivir con intención


   
Vivir con intención
Cada mañana al despertar tenemos una nueva oportunidad de dirigir nuestra vida hacia un mejor lugar y convertirla en una vida con propósito.

Al abrir los ojos, antes de tomar el celular, encender el TV, tomar el periódico o incluso antes de permitir que empiecen a llenar nuestra mente la agenda del día y las tareas que nos esperan, es muy importante tomarnos unos minutos para meditar y conectarnos a nuestra intención.

Muchos oramos, poniendo nuestras intenciones en manos de Dios. Eso cambia totalmente el día aun antes que empiece.
Hace tiempos leí una práctica que también funciona de maravilla y siempre que la practico me ayuda a vivir mejor.
Consiste en tomar ese momento de paz y silencio, aun en cama y ponerse en una posición cómoda, pero despierto, palpando el cuerpo para tomar conciencia de el. Luego hacerse una simple pregunta: ¿Qué cualidad me gustaría mas desarrollar hoy? Puede ser que escojamos algo que es lo que mas queremos ver en el mundo e incluso lo que mas necesitamos. Quizás consideremos que somos generosos o pacientes o amables. ¿Cuál de esas cualidades queremos mostrar mas hoy?

Podemos imaginar lo que nuestro día será y ver como esta cualidad se incorporaría o vendría a ser apropiada en el día.

Aunque creamos que ya somos muy pacientes, o muy generosos, o muy amables, imaginemos esforzarnos mas aun en esa única cualidad elegida. Coloquemos esa intención en un papel, o en una agenda o incluso podemos poner alarmas en nuestro celular con la palabra que nos recuerde durante el día. “Hoy voy a ser mas ……….”

Luego empecemos el día con esa intención y llevémosla a la práctica.

Seguro que al final del día notaremos que pudimos ayudar a alguien o quizás solo sintamos el placer y satisfacción personal de haber sido una mejor persona ese día.

Podemos cambiar de intención cada día o simplemente mantener una por una semana entera.

Pronto se volverá un hábito y parte normal de nuestra vida…….Una vida con intención.

Publicado en Dios, Fernando García, Reflexion, Yoga thoughts | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El Regalo de la Paz




El Regalo de la Paz

Vivimos tan alterados, que a veces pareciera que al salir de nuestra casa, lo hiciéramos a un campo de batalla. Asumimos que todos los que están fuera de los limites de nuestra casa, ya son nuestros enemigos. “Todos son tan ineficientes”, pensamos o decimos en voz alta, “estúpidos, no saben manejar un auto, tomar decisiones, atendernos con prontitud. ¡Qué desastre! “

De pronto las personas que se cruzan ante nosotros, a veces por el único motivo de ser desconocidos, ya están en nuestra contra. Sentirte así de tu compañero de viaje (todos somos tripulantes de esta nave llamada tierra) no dice nada malo de él, pero dice todo sobre ti mismo.

¿Qué cuesta una sonrisa? ¿Qué importa que no te la devuelvan?

 

Hoy al salir por la mañana sé diferente, imagina que todos son tus amigos, que Dios habita en ellos, quizás algunos lo han olvidado, pero el primero que lo olvida lo eres tú mismo. No te digo que des a un desconocido las llaves de tu hogar, sólo que hoy lo mires diferente. Pregunta a la cajera cómo está y cuánto le falta por laborar. Las personas no están allí por el solo fin de servirnos. No enjuicies por la ropa, no mires mal a una persona por su apariencia. Si un conductor te cruza de manera brusca, déjalo pasar, no se trata de convertirte en la víctima, ni quedarte callado por todo, se trata de usar un arma muy poderosa que se llama, ‘obviar”. Es escoger tus batallas y no perder tu tiempo por cosas menores que no tienen importancia. ¿Cuántas veces tú mismo has cometido errores tontos al manejar tu automóvil? Al final somos todos tan vulnerables, tenemos accidentes, el cerebro nos hace una mala jugada, somos humanos ¿Por qué no perdonarnos, por qué no perdonar los errores ajenos?

Jesús nos mostró que este es un paso importante para el cielo.  De qué vale ir a la iglesia o hacer buenas obras, si nos quedan enemigos ocultos por perdonar en desconocidos, en nuestra familia y con nuestros amigos (obviar, dejar ir). Hoy es buen momento para reconciliarnos.

Inspirado en San Mateo 5

Hoy al salir a la calle, mira a todos como tu amigo,  como tu hermano que es tan vulnerable como tú. Si tienes un disgusto con alguien de tu familia, da el primer paso, la falta de perdón más que dolor, muchas veces es exceso de orgullo. Dice San Agustín de Hipona,  sobre el hermano que quieres pero no puedes perdonar:

No le hables molesto , sino vete a donde no te vean y háblale a Dios de él.

Tu salud:

Muchas veces el mal humor que tenemos nada tiene que ver con el otro, pues a veces volcamos nuestras frustraciones en los demás. Quizás necesitas algo tan simple como unas horas más de sueño y una oración antes de acostarte.

Hacer ejercicio al aire libre con un poco de sol mañanero, te oxigena, te hace “airearte” un poco. Consulta tu médico y comienza una rutina para según tu condición, moverte un poco, para caminar o nadar, el primer día es el más difícil, luego verás. Si puedes conseguir un deporte que a la vez te sirva de entretenimiento es lo ideal. Aprendí a jugar Tenis, con el solo pretexto de reírme cada vez que hacía una jugada tonta. El cansancio del ejercicio y el sudar las toxinas, hará que duermas y te sientas mejor y no reacciones tan pronto por cosas que no valen la pena. Jugar como niños nos dará otra cara al mundo. Quizás ya no te moleste tanto cuando alguien no te deje pasar en una intersección y al mismo tiempo tu mente, tu alma y corazón estarán más saludables.

Sharon Koenig 

ora muévete

Publicado en Dios, Reflexion, Sharon Koenig | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Roca y Arena


IMG_6378.PNG

Son de arena los suelos
donde nada echa raíz.
De roca la base
donde plantamos, firmes,
buenos cimientos.

De arena, los besos sin memoria
las lagrimas de cocodrilo,
las promesas fugaces.
De roca, los gestos sinceros,
las palabras ciertas,
la compasión arremangada.

De arena, la cháchara hueca,
la puerta cerrada,
la pasión de un día.
De roca el clamor de justicia,
la casa sin llaves,
el amor perpetuo.

De arena, el credo sin preguntas,
la Palabra muda,
el Dios sin misterio,
De roca la fe que se encarna,
compartir la mesa,
perseguir lo eterno.

José Ma Rodríguez Olaizola, sj

Publicado en Dios, Jose Ma Rodriguez Olaizola, Tomado de internet | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El placer de servir


IMG_6437.JPG

Toda naturaleza es un anhelo de servicio.
Sirve la nube, sirve el viento, sirve el surco.

Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú;
donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú;
donde haya un esfuerzo que todos esquiven, acéptalo tú.

Sé el que apartó la piedra del camino,
el odio entre los corazones
y la dificultad del problema.

Hay la alegría de ser sano, justo;
pero hay, sobre todo, la hermosa, la inmensa alegría de servir.

¡Qué triste sería el mundo si todo en él estuviera hecho,
si no hubiera un rosal que plantar, una empresa que emprender!

Que no te llamen solamente los trabajos fáciles.
¡Es tan bello hacer lo que otros esquivan!

Pero no caigas en el error de que sólo se hace mérito
con los grandes trabajos;
hay pequeños servicios que son buenos servicios:
adornar una mesa, ordenar unos libros, peinar una niña.

Aquél es el que critica,
éste el que destruye;
se tú el que sirve.

El servir no es faena sólo de seres inferiores.
Dios, que da el fruto y la luz, sirve.
Pudiera llamársele así: El que sirve.
Y tiene sus ojos fijos en nuestras manos
y nos pregunta cada día:
Serviste Hoy?
A quién?
¿Al árbol, a tu amigo, a tu madre?

Publicado en Gabriela Mistral, Reflexion | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Qué hacer con tanto amor?


IMG_1354.JPG

Esta mañana recibí una llamada de mi hijo, un poco “random” como diría el, la cual empezó como nuestras pláticas diarias normales, pero luego se fue transformando en algo tan grande que no pude haber imaginado.
Tengo la gracia de tener una relación maravillosa con mis hijos, y dentro de sus personalidades tan diferentes, unos son mas expresivos que otros. Nuestra relación tiene una fuerte base en amor y respeto y la comunicación es fluida. Los “Te amo” son parte regular de nuestro vocabulario y nunca sobran, pero si se nota cuando faltan. Por eso escuchar unas cuantas palabras bonitas y expresiones de cariño no es inusual, pero la llamada de hoy fue mas que eso.

Mi hijo se tomó el tiempo para hablarme y expresamente decirme en palabras claras, precisas y con detalle cuanto me ama, me admira y me respeta. No podría repetir cada palabra pues fueron muchas y, aunque mis sentidos estaban cada segundo mas atentos, lo que menos hice fue tomar nota (textualmente hablando). Mis ojos brillaron, mis labios formaron una sonrisa, mi corazón se aceleró y mi vida por un segundo se resumió en una palabra….. Amor!
No había otra razón de su llamada mas que decirme eso y aunque traté de agradecerle y corresponderle, no quise quitar el mérito a su iniciativa.

Al colgar me vi caminando lleno de ese amor, lleno del gozo que trae sentirse amado y orgulloso de tenerlo en mi vida.
Luego pensé….. Qué hago ahora con todo este amor? Cómo quedarme con esta sensación solo para mi? Mas que contarlo, cómo contagiarlo? Y fue entonces que decidí hacer lo que fuimos mandados a hacer….. Compartirlo!

Cerré mis ojos y pensé en las personas que amo, que despiertan esa ternura en mi y a quien admiro. Vinieron varias a mi mente, pero una saltó por ser quizás a la que no se lo digo lo suficiente. Tomé el teléfono y le llamé. Mas que palabras elocuentes, dejé fluir las palabras que brotaban de mi corazón y saqué un pedazo de ese gozo que sentía y lo compartí. Pude ver la magia que existe en el amor, que entre mas se da, mas se tiene.

Por qué decidí compartirles esto? Pues porque quiero invitarlos a hacerlo. A tomar la iniciativa que tomó mi hijo y crear esa cadena de amor. Ve y dile a alguien cuanto lo amas y cuanto significa en tu vida. Alegra un dia o una vida. Da amor y ojalá esa persona decida compartirlo a alguien mas. Hay suficiente amor para todos!

Publicado en Fernando García | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Hay un tiempo para cada cosa


IMG_5991.JPG

Hay un tiempo para cada cosa
y todo lo que hacemos bajo el sol tiene su tiempo.
Hay un tiempo para nacer y otro para morir;
uno para plantar y otro para arrancar lo plantado.
Hay un tiempo para matar y otro para curar;
uno para destruir y otro para edificar.
Hay un tiempo para llorar y otro para reír;
uno para gemir y otro para bailar.
Hay un tiempo para lanzar piedras y otro para recogerlas;
uno para abrazarse y otro para separarse.
Hay un tiempo para ganar y otro para perder;
uno para retener y otro para desechar.
Hay un tiempo para rasgar y otro para coser;
uno para callar y otro para hablar;
hay un tiempo para amar y otro para odiar;
uno para hacer la guerra y otro para hacer la paz.

¿Qué provecho saca el que se afana en su trabajo? He observado todas las tareas que Dios ha encomendado a los hombres para que en ellas se ocupen.

Todo lo ha hecho Dios a su debido tiempo y le ha dado el mundo al hombre para que reflexione sobre él; pero el hombre no puede abarcar las obras de Dios desde el principio hasta el fin.

Meditatio
El Cohélet ha expresado: “Hay un tiempo para cada cosa”. Desafortunadamente, muchos de nosotros no hemos aún aprendido esto y por ello malgastamos el tiempo o lo ocupamos de manera equivocada. Son tantos los que no han disfrutado de una bella tarde simplemente contemplando cómo se pone el sol, o de un paseo con la familia, de una conversación con los amigos, incluso de ir acompañando a los hijos en su crecimiento, en sus problemas y alegrías, en sus triunfos y fracasos.

Actualmente el hombre sólo tiene tiempo para trabajar, para hacer dinero; se pasa la vida buscando tener más y, cuando se da cuenta, es tan pobre que lo único que tiene es dinero. Este pasaje, aplicado a nuestros días, pudiera escucharse así. Hay tiempo para trabajar y tiempo para descansar; tiempo para estar con la familia, tiempo para estar con los amigos, tiempo para estar con los papás y con los hijos, tiempo para disfrutar lo que Dios nos regala cada día.

Aprovechemos hoy nuestro tiempo, pues no sabemos si mañana podremos gozar de este tiempo y de la oportunidad que Dios nos brindó hoy.

Oratio
Señor, enséñame a aprovechar el tiempo que me regalas en este mundo, dame tu gracia para poder descubrir lo que debo hacer a cada momento. Renuncio drásticamente a postergar las cosas importantes en mi vida y darle más prioridad a cosas que tienen menos trascendencia en los valores que tú me propones.

Operatio
Hoy apartaré un momento del día y lo pasaré en tranquilidad reflexionando tantas cosas bellas que me he perdido en la vida por el ajetreo y las prisas.

Fuente: Evangelización Activa

Publicado en Dios, Reflexion | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario