Hay un tiempo para cada cosa


IMG_5991.JPG

Hay un tiempo para cada cosa
y todo lo que hacemos bajo el sol tiene su tiempo.
Hay un tiempo para nacer y otro para morir;
uno para plantar y otro para arrancar lo plantado.
Hay un tiempo para matar y otro para curar;
uno para destruir y otro para edificar.
Hay un tiempo para llorar y otro para reír;
uno para gemir y otro para bailar.
Hay un tiempo para lanzar piedras y otro para recogerlas;
uno para abrazarse y otro para separarse.
Hay un tiempo para ganar y otro para perder;
uno para retener y otro para desechar.
Hay un tiempo para rasgar y otro para coser;
uno para callar y otro para hablar;
hay un tiempo para amar y otro para odiar;
uno para hacer la guerra y otro para hacer la paz.

¿Qué provecho saca el que se afana en su trabajo? He observado todas las tareas que Dios ha encomendado a los hombres para que en ellas se ocupen.

Todo lo ha hecho Dios a su debido tiempo y le ha dado el mundo al hombre para que reflexione sobre él; pero el hombre no puede abarcar las obras de Dios desde el principio hasta el fin.

Meditatio
El Cohélet ha expresado: “Hay un tiempo para cada cosa”. Desafortunadamente, muchos de nosotros no hemos aún aprendido esto y por ello malgastamos el tiempo o lo ocupamos de manera equivocada. Son tantos los que no han disfrutado de una bella tarde simplemente contemplando cómo se pone el sol, o de un paseo con la familia, de una conversación con los amigos, incluso de ir acompañando a los hijos en su crecimiento, en sus problemas y alegrías, en sus triunfos y fracasos.

Actualmente el hombre sólo tiene tiempo para trabajar, para hacer dinero; se pasa la vida buscando tener más y, cuando se da cuenta, es tan pobre que lo único que tiene es dinero. Este pasaje, aplicado a nuestros días, pudiera escucharse así. Hay tiempo para trabajar y tiempo para descansar; tiempo para estar con la familia, tiempo para estar con los amigos, tiempo para estar con los papás y con los hijos, tiempo para disfrutar lo que Dios nos regala cada día.

Aprovechemos hoy nuestro tiempo, pues no sabemos si mañana podremos gozar de este tiempo y de la oportunidad que Dios nos brindó hoy.

Oratio
Señor, enséñame a aprovechar el tiempo que me regalas en este mundo, dame tu gracia para poder descubrir lo que debo hacer a cada momento. Renuncio drásticamente a postergar las cosas importantes en mi vida y darle más prioridad a cosas que tienen menos trascendencia en los valores que tú me propones.

Operatio
Hoy apartaré un momento del día y lo pasaré en tranquilidad reflexionando tantas cosas bellas que me he perdido en la vida por el ajetreo y las prisas.

Fuente: Evangelización Activa

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Esta entrada fue publicada en Dios, Reflexion y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s