De quién aprendemos?


20130703-065005.jpg

Solemos creer que nuestros maestros son solo aquellos que nos encontramos en las aulas de la escuela y de la universidad (al menos académicamente). Esas personas cuya exclusiva tarea es enseñarnos un tema o varios en particular logran mas fácil su objetivo pues tienen toda nuestra atención. Convencidos que debemos aprender de ellos, abrimos nuestra mente y nos ponemos disponibles y dispuestos a recibir.

También aceptamos fácilmente que nuestros maestros para el crecimiento moral y espiritual están en casa, en nuestros padres, en la iglesia o en los grandes libros.

Tenemos el concepto de “maestro” guardado para personas que son admiradas y reconocidas como brillantes, iluminadas, exitosas y dignas de imitar.
Creo que está muy bien que queramos absorber cuanta enseñanza sea posible de todas estas personas, pero será que solamente de ellos podemos aprender? Y ellos, de donde aprendieron? Se que han habido grandes maestros desde el principio de los tiempos, pero y los que no tienen acceso a ellos?

Muchos tenemos mas claro que afortunadamente podemos aprender de muchas otras fuentes, quizás menos notorias, pero mas accesibles. En el concepto de que la vida es una escuela, todos somos alumnos y, todos podemos ser maestros. Lo que enseñamos es nuestra decisión, así como es lo que aprendemos, pero mas aun de quién.

Mencionaba al principio la facilidad con la que aprendemos de nuestros maestros en las aulas por nuestra aceptación y apertura a su rol. Esa misma debe ser nuestra postura ante todas las personas y situaciones que se nos presentan a diario y con seguridad nos llevará a un crecimiento continuo.

Las enseñanzas de la vida están en cada persona que encontramos en nuestro camino. Abramos nuestra mente y corazón a las enseñanzas que nos da cada persona que cruza nuestro caminar. Hasta las personas que nos ofenden en el tráfico, en el trabajo, en nuestra comunidad, nos están enseñando algo. Muchas veces aprendemos cómo no queremos ser, es cuestión de discernir.

Les ha pasado que la acción de un niño o de un extraño en la calle o de un sabio anciano los sacude? Solemos decir que nos han dado una lección. Lo interesante es como muchas veces la persona a nuestro lado, que ha presenciado lo mismo, no reacciona igual. Lo que para nosotros fue una gran enseñanza, para ellos pasa desapercibido. Están cerradas a la posibilidad de que pueden aprender de alguien de menor edad, de menor estatus social o de menor preparación académica así que pierden la gran oportunidad pues no están listos para aprender esa lección.

Muchas veces estas personas que creemos inferiores están siendo utilizadas por El Gran Maestro como instrumentos para enseñarnos algo de manera fácil, así como muchas veces nosotros somos utilizados como ese instrumento para los demás.
Salgamos hoy a aprender y tengamos cuidado lo que enseñamos pues quizás alguien esta aprendiendo de nosotros.

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Imagen | Esta entrada fue publicada en Fernando García, Reflexion y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s