Contagiando bondad


20121218-093158.jpg

Siempre he dicho que una de las cosas que mas me agradan de la temporada navideña es el espíritu de amor que despierta en muchas personas. Este amor que tiene sus diferentes ramas y se manifiesta de diferentes formas como ser la compasión, la bondad, el deseo de compartir, etc y que no debería ser exclusivo de la época (y para muchos no lo es), pero que lo mejor de todo es como se contagia en estos días.

Vale la pena aprovechar este espíritu y procurar se extienda lo mas posible, quizás se nos vuelva mas que una costumbre temporal y se convierta en nuestro estado normal y un estilo de vida.

Hay muchas campañas masivas que nos invitan mas que reflexionar, a actuar diferente y ser parte de esta cadena de amor que hoy en día le vendría tan bien a nuestro país y al mundo entero. He agregado dos vídeos de las que mas me han gustado últimamente. No dejes de verlos.

Posiblemente mientras lees esta invitación te inquiete ser un eslabón en esta cadena, y empiecen las ideas en tu cabeza a imaginar como compartirás este amor. Surgirán ideas como por ejemplo: hacer una recolecta de los juguetes de tus hijos para regalar a los niños pobres, o escoger alguna ropa de tu closet para un asilo o dar una propina generosa al empleado del restaurante, supermercado, gasolinera, etc. Todas estas ideas y muchas mas son muy buenas, sigue con ellas y se tan original como puedas para dar, no lo que te sobra, sino lo que tienes y otros necesitan.

Pero..¿Será esa la única forma de compartir bondad? Una vez repartido los juguetes, la ropa, la ofrenda, las donaciones, que hacemos? Como podemos incorporar esto de forma mas sencilla y efectiva? Muchas veces las acciones mas pequeñas y de menos esfuerzo pueden hacer las diferencias mas grandes, incluso sin que nos enteremos.

Si cada vez que recibimos un “favor” decidimos devolverlo a otra persona de la misma u otra manera, estamos formando esa cadena de amor, de bondad que no solo se extenderá sin límites sino que también volverá a nosotros de tantas formas mas. Por ejemplo, si alguien te cede el paso en una fila, devuelve el favor parando la puerta del elevador a alguien mas. Si te devuelven algo que dejaste caer, ve y ayuda a un anciano a cruzar la calle. Si un extraño te sonríe, sonríele tu a alguien mas. Por cada acto de bondad que recibas, da uno tu, no importa a quien, no importa como. No se trata de pagar el favor, sino agradecer por el favor recibido. Piensa en esto como una cadena, quisieras ser tu quien la rompe?

Contagia bondad! Contagia amor!

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Imagen | Esta entrada fue publicada en Fernando García, Motivacional, Reflexion y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s