Ser como un camaleón


20121118-071508.jpg

No pude esconder mi asombro y admiración ante tanta belleza al ver el camaleón en la foto, al punto de ponerme a reflexionar sobre las personas que son justo así, como camaleones, adaptándose continuamente a las situaciones que encuentran logrando prácticamente pasar desapercibidas.

Entonces surgió la duda… ¿Dónde esta el límite entre adaptarse y ser uno mismo? ¿Se puede mantener el equilibrio entre la fácil transformación con el entorno sin perder la identidad constantemente?

El camaleón es capaz de cambiar sus características de acuerdo al ambiente como una forma de supervivencia para pasar desapercibido, para no ser notado y así evitar ser atacado por depredadores o en otras ocasiones para poder atacar a su presa. Ser como un camaleón por esas razones no es nada admirable, sin embargo la flexibilidad puede tener un lado positivo.

Lograr llegar a una situación que incomoda y simplemente darse la vuelta y dejarla no siempre es una opción. En ocasiones debemos enfrentarlas y quedarnos teniendo que decidir si somos flexibles y nos adaptamos o pasamos a una guerra queriendo cambiarlo todo o simplemente pasar de “inadaptado” todo el tiempo.

Podrá ser normal que en nuestra propia e hipotética idea de perfección queramos siempre cambiar todo queriendo mantener el equilibrio; sin embargo el secreto puede estar en aceptar la imperfección. Entender y principalmente aceptar que equilibrio no es sinónimo de perfección, sino de armonía.

Quizás ser un poco como camaleón no es tan malo al final, pues evitar una obsesión por el perfeccionismo nos puede ayudar a encontrar el equilibrio entre ser nosotros mismos y adaptarnos, sin la necesidad de llevar al extremo ni la autenticidad ni la complacencia.

Seamos capaces de escuchar, de aprender, de recibir, de transformarnos complementando y enriqueciendo nuestra capacidad de pensar, hablar, enseñar, dar, crear…

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Imagen | Esta entrada fue publicada en Fernando García, Reflexion y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ser como un camaleón

  1. Anónimo dijo:

    el positivismo de esta nacion se debe plantar en la tierra mas fertil “la mente de la juventd”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s