Tres enemigos de nuestro progreso (y cómo vencerlos)


20121030-093033.jpg

¿Cuántas veces hemos tenido la intención de hacer un gran cambio en nuestras vidas, sea trabajo, una relación, alimentación o formas de ser, para sólo encontrarnos con una gran pared de resistencia, tanto de los demás como de nosotros mismos; llevándonos a darnos por vencidos antes de comenzar, a resignarnos, a recaer o peor aún a ignorar nuestros ruegos del alma?

Los tres enemigos del progreso son fáciles de vencer si se pueden reconocer:

Los tres enemigos del cambio:

1- El hábito inconciente , primer enemigo del progreso y el más difícil de vencer, porque para hacerlo primero necesitas “darte cuenta”, lo cual llega por una de dos maneras : orando y observándote por voluntad o despertando bruscamente por una crisis . No es lo mismo decir: “voy a escuchar mi cuerpo , a alimentarme mejor y cuidarme”, que.. “tengo una enfermedad y mi vida depende de ello”.

2- La rutina, que es amiga o enemiga, es el conjunto de acciones que hemos implementado en nuestras vidas para sostener nuestras preferencias según nuestra conciencia. Una rutina puede ser beneficiosa si apoya una manera de vivir saludable o puede ser mortífera si sólo te lleva a repetir acciones que van en contra de tu propio bien; como por ejemplo el parar en el mismo lugar a darte incontables tragos con tus amigos todos los viernes. En este caso , para hacer un cambio necesitas igualmente cambiar la rutina: cenar con tu familia en un restaurante todos los viernes, cambiar los amigos, las horas y los lugares que la sostienen… pero antes necesitas la conciencia para reconocer, que no es tu camino.

3- El miedo al fracaso, paralizante, es el pavor de salir de nuestra zona de comodidad hacia lo desconocido y fracasar; pero fracasar realmente es, el no progresar. No necesariamente es bueno para ti lo que se siente familiar. Para crear cambios positivos, primero necesitamos entrar en un lugar mágico lleno de muchas probabilidades y pocas garantías; pero que está igualmente lleno de grandes recompensas. Se necesita un gran acto de fe para lograr pasar la barrera del miedo, pero es posible. “La elección de cambiar, muchas veces llega cuando el dolor de quedarnos donde estamos es mayor que el miedo al cambio (y al fracaso).”

Una manera para romper la barrera inicial y vencer los tres obstáculos es una simple oración: “Mi Dios muéstrame lo que no puedo ver de mi mismo y llévame por el mejor camino, estoy dispuesto.” Luego soltar…

Para hacer un gran cambio sólo se necesita estar dispuesto a recibir la ayuda de la mano Divina. Es estar dispuesto a soltar lo que no te conviene a cambio de recibir lo bueno que viene; el verdadero secreto y la diferencia entre estar estancado y estar en integridad contigo mismo; siendo el vivo reflejo de tu mayor posibilidad.

Sharon M Koenig http://www.LosCiclosdelAlma.com

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Imagen | Esta entrada fue publicada en Motivacional, Reflexion, Sharon Koenig y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s