Invirtamos en Honduras


“Ya me quiero ir de este país”, “Aquí ya no se puede vivir”, “Esta inseguridad ahuyenta la inversión” son solo algunas de las frases que se escuchan a diario de personas que no ya encuentran esperanza en esta hermosa tierra que a diario sufre los ataques de políticos mentirosos, delincuencia común, crimen organizado y muchos otros males no exclusivos de este país, pero que han incrementado notablemente en los últimos años.

Las noticias internacionales muestran como estos trastornos en la sociedad se encuentran en todos los países, pero como si fuera competencia, las estadísticas comparativas revelan que estamos peor que otros paises y aunque alegamos que “somos mas los buenos”, pareciera que hacen mas los malos.

En medio de tanto lamento, siempre podemos encontrar personas que aun no renuncian a esta tierra y deciden invertir en Honduras con toda la esperanza no solo de sobrevivir, sino vivir digna y plenamente.

Siempre que paso frente al edificio cuya foto encabeza este texto, me inspiro en la manta que muy ingeniosa y originalmente colocaron en la construcción. Considero que no solo es un grito de esperanza digno de imitar, así como una fuente de ingreso para muchas familias de los que trabajan en la obra y trabajaran una vez se termine; sino también una actitud de orgullo y un mensaje claro que aun hay gente que cree en Honduras y no piensa dejarla abandonada.

Muchos pensaran que no tienen la capacidad de hacer inversiones de este tipo, pero no es necesario que la inversión sea magna, pues a diario podemos poner nuestro granito de arena con pequeños movimientos, pero grandes acciones. Podemos empezar con nuestra familia, en nuestra casa, fomentando valores de identidad nacional a nuestros hijos, evitando las malas expresiones de nuestra patria frente a ellos, inculcando puntualidad, honradez y cuanta cualidad solemos ser tildados de carecer como hondureños. Podemos tratar de consumir mas nuestros productos, apoyar las pequeñas empresas, viajar dentro de Honduras, sembrar un árbol, ser amable, hacer un voluntariado, acercarnos a Dios, invitar amigos extranjeros a que vengan a conocer Honduras y dar a nuestros hijos la formación que requiere la nueva generación para mejorar.

Invirtamos en la niñez no solo conformándonos con lo que les enseñan en la escuela a nuestros hijos, sino dando un ejemplo en casa y llevándolo también a niños de escasos recursos y de riesgo social. En unos años los hoy niños estarán al frente de este país.

Recuerden, si somos mas los buenos haciendo poco, entonces los pocos malos haciendo mucho se convierten en una fuerza mayor.

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Esta entrada fue publicada en Fernando García, Orgullo Hondureño y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s