El remedio a la crisis


“El mundo parece una M…”

Decía en palabras sabias una lectora. Lo sé, ¿cómo decirle al mundo, que la crisis exterior es sólo un reflejo y un síntoma de la crisis interior que estamos viviendo, al habernos desconectado todos voluntariamente de nuestra riqueza mayor; aquella que nos une y que nos da guía y paz, independientemente de lo que ocurre en el exterior?

¿Cómo explicar que la crisis es el síntoma y no la enfermedad y por lo tanto tiene remedio?

El objetivo de la crisis es realmente tener una nueva oportunidad, no el fin de ellas.

La crisis es real, pero no estamos apreciando la obra completa, sólo vemos una puntada del tapete, la cual quizás haya perdido algunos hilos. Quiero decirte que no estás solo y que nada es personal y menos un castigo, no importa la ciudad en que vivas, la conversación y la sensación son las mismas, pero estamos creciendo y la vida va avanzando.

El árbol sigue creciendo, aunque cuando lo mires de cerca y en el tiempo real, no te des cuenta de su movimiento. El tiempo no es estático y en su vida, el árbol pasará muchos inviernos, algunos serán casi devastadores, pero la diferencia es que el árbol no padece la enfermedad que padecen algunos seres humanos y que podría acabar con el tronco mas fuerte: la desesperanza.

El árbol sabe que la primavera vendrá, que sus hojas nacerán más verdes y que sus frutos regresarán, pero para que esto suceda, será necesario perder sus hojas cada año y que algunos de sus frutos se sequen, para permitir que nazcan más árboles de sus semillas secas, de lo contrario sus frutos sólo fermentarían sobre sus ramas.

Si la causa de la crisis es la desconexión voluntaria de nuestra espiritualidad, entonces el remedio a la crisis, es lo contrario: La conexión voluntaria con la Divinidad, pero no con el Dios castigador al que estamos acostumbrados. El verdadero Dios, te aseguro, no creó la “M” que ves, sino nuestro propio libre albedrío guiado por el ego.

¿Cómo regresar entonces? Muy simple, diciendo las palabras mágicas, donde tu libre albedrío y el plan de este Dios del bien y del orden, la paz y el amor se hagan uno:

Estoy dispuesto, a ser herramienta del bien y a recibir la guía divina, la que me he negado por pensar que puedo controlar mi exterior sin Su ayuda.

Sólo dos palabras: Estoy dispuesto. Entonces verás cómo, toda tu vida se armoniza de maneras inimaginables, y si suficientes vidas se armonizan ¿sabes qué?

Ya no habrá crisis.

Concéntrate en la solución y no en el problema, eleva tu conciencia y déjala volar por encima de los pesares, no podemos arreglar el mundo desde el estado de conciencia en que se crearon los problemas originales, imposible.

Recuerda, solo dos palabras: Estoy dispuesto

Sharon M. Koenig

Los Ciclos del Alma  http://losciclosdelalma.com/?p=1106

Anuncios

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Esta entrada fue publicada en Sharon Koenig y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El remedio a la crisis

  1. fabiola herrera dijo:

    Loved it! Right on time.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s