Juzgas por la apariencia?


Muchos de nosotros responderíamos de inmediato que no, que no juzgamos por la apariencia, pero si nos paramos detenidamente a pensar cuantas veces en el día a día sin notarlo nos hacemos ideas pre-concebidas de otras personas por su aspecto, raza, sexo, edad, etc, nos quedaríamos asombrados.

Hay tantos experimentos sociales que muestran como, cuando no sabemos que se nos está evaluando u observando, podemos ser prejuiciosos y llegar hasta aceptar como normal un comportamiento racista, clasista o simplemente discriminatorio.

Un test denominado “Prueba de Asociación Implícita” en el 2006 puso en evidencia que lo que decimos muchas veces no es lo que pensamos. Tres millones de personas hicieron la prueba y se puso al descubierto que tres cuartas partes de los blancos y de los asiáticos estadounidenses mostraron una tendencia inconsciente a valorar más a los blancos que a los negros. Muchas personas que completaron la prueba prefirieron implícitamente más a los jóvenes que a los ancianos, así como favorecieron inconscientemente a los hombres frente a las mujeres.

Es tan fácil erigirnos como jueces de personas a las que apenas conocemos. Piensa en la última vez que evaluaste a alguien en base a sus rasgos físicos, su capacidad para conversar, su vestimenta, su educación, o su dinero. Sin decir una palabra, podemos crear categorías en donde clasificamos a las personas como “mi tipo de personas” y “aquellos a los que hay evitar.”   (Tomado de internet)

Cuando vemos un méndigo en la calle, pensamos automáticamente que es un vago o haragán? Cuando vemos a una persona con discapacidad, asumimos que es impedida o incapaz? Cuando vemos a alguien con un traje concluimos que es exitoso? Una mujer vestida de manera “sexy” es necesariamente alguien “fácil”? Un hombre atento, amable y generoso anda siempre “sobre la jugada”?  Cuantas situaciones se dan a diario en las que nos vemos tentados a juzgar y tomar nuestras propias conclusiones sin antes saber los hechos?

Si adoptamos a esta mentalidad prejuiciosa, estamos contribuyendo a vivir en un mundo donde vale mas parecerlo que serlo, eso lo debemos cambiar empezando hoy mismo. Demos importancia al corazón, al interior, a lo auténtico y dejemos el juzgar por apariencia para los tontos y pobres de espíritu.

Los dejo con el ejemplo que dio Susan Boyle al jurado, al público y al mundo cuando se presentó a Britain´s got Talent en el 2009.  Antes de escucharla cantar, el jurado le pregunta por que piensa que no ha tenido éxito en su carrera artística y ella contesta “porque no me han dado la oportunidad”.

Cuantas oportunidades hemos perdido o negado dar por culpa de una apariencia?

Pensémoslo.

Anuncios

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Esta entrada fue publicada en Fernando García, Tomado de internet y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s