Soltando Su mano


Recuerdas pequeño, cuando tus padres te tomaban de la mano al andar en la calle, sujetándote fuerte por el peligro? Recuerdas como esperabas un momento para poder soltarte y caminar un poco solo, separarse, moverse, curiosear sin estar sujeto?  Esa sensación de libertad, de autosuficiencia, de independencia, aunque al mismo tiempo mirabas atrás para estar seguro que tu padre aún estaba ahí, pendiente, cuidándote.

Quizás alguna vez, después de varias advertencias de que no te alejaras, y al ver tu terquedad, tu padre se ocultó y tú, al verte solo, te asustaste mucho y regresaste desesperado solo para encontrarlo escondido y entre risas y/o regaños te explicaba que tu desobediencia podría tener consecuencias.  O quizás fuiste de los que al verte solo te fuiste más y más lejos y caíste en peligro hasta que él fue a rescatarte.

Eso aún nos acurre a algunos. Agarrados de la mano de nuestro Señor caminamos seguros, confiados, sin embargo logramos a veces soltarnos, caminar solos, curiosear, probar las cosas que hay en este mundo y solo volvemos a ver atrás por ratitos, para verificar si aún nos está vigilando, si aún estamos bajo su cuidado.

El también puede a veces darnos una lección y esconderse, solo vernos invisible mientras abusamos de nuestro libre albedrío, pero como todo Padre amoroso nos espera con brazos abiertos cuando regresamos a buscarlo.

Hasta cuando estamos dispuestos a seguir corriendo este riesgo de soltar Su mano? Cuanto más podemos caminar solos? El siempre estará si regresamos y lo buscamos, el problema es que nos llegue el día final lejos de Él.

Salmo 91. 1 El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.

Anuncios

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Esta entrada fue publicada en Dios, Fernando García y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s