El Equilibrio


Moderación, compostura, sensatez, armonía son solo algunos sinónimos de equilibrio, palabra que por si sola me inspira positivismo y bienestar.

Podemos hablar de equilibrio en física, en biología, en economía o en cualquier área y siempre encontraremos que la ausencia del mismo puede tener consecuencias negativas.

Quiero referirme hoy al Equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu, ese equilibrio en la vida que puede ser el secreto que tantos buscamos y explica muchas veces el porqué parecemos no alcanzar la estabilidad que tanto deseamos.

Existen métodos antiguos que han probado hasta la auto curación a través del equilibrio Mente-espíritu (Ayurveda) basado en que las enfermedades son, la mayoría de las veces, el resultado de los desequilibrios e impurezas que el cuerpo acumula día a día.

Muchas veces enfocamos nuestro esfuerzo en un área en particular logrando alcanzar un alto grado de mejora, sin embargo antes que podamos disfrutar del logro, otra área descuidada se encarga de quitarnos la alegría. Un ejemplo común puede ser la persona que cuida su cuerpo con esmero, con mucho ejercicio y buena alimentación, pero está llena de rencor.  Podrá verse muy bien, pero difícilmente logrará estar feliz completamente. Se puede refugiar en el gimnasio, en sus dietas y en el aspecto físico, pero siempre llega el momento en que toca sacar el espejo del alma y es cuando rápidamente puede pasar de una aparente satisfacción personal a una decepción general.

Debemos prestar igual atención a las tres áreas para asegurar el equilibrio que nos protegerá de esos momentos difíciles. Para hacer esto debemos entender y tratar las áreas en mención como un todo, no de manera separada. Una vida balanceada o equilibrada puede llegar a ser la mejor medicina preventiva que nos podemos regalar.

No podemos pensar de una manera, sentir de otra, actuar de otra y esperar buenos resultados. Entender esto y aplicarlo en nuestra vida diaria nos hará llevar una vida algo diferente a lo que usualmente encontramos en las personas a nuestro alrededor, no se asusten de ser criticados o en el mejor de los casos admirados por estas prácticas, muy al contrario traten de contagiar a cuanta gente puedan.

Me he tomado la libertad de enumerar 10 consejos a seguir para alcanzar ese equilibrio (sin ningún orden de importancia). Se me podrá escapar alguna por ahí, pero esto es un buen comienzo, lo demás llegará por añadidura

  1. Cuida lo que comes. Tu cuerpo es un templo, no una máquina de reciclaje. Vigila lo que comes, las cantidades, los horarios, la calidad y especialmente el balance.
  2. Haz ejercicio. No necesariamente tienes que pasar horas en el gimnasio, puedes dedicar media hora al día en tu casa y hacer estiramientos, abdominales, pechadas u otros ejercicios básicos. Caminar y subir gradas cada vez que puedas.
  3. Fija metas y visualízalas. Tienes metas y sueños? Imagínate cumpliéndolos. Esto es como ejercitar tu mente y es un calmante para el estrés.
  4. Vive el presente. No puedes cambiar el pasado y el futuro no llega aun, lo único seguro que tienes es el presente, vívelo!
  5. Revisa tu código de honor. Todos tenemos uno, solo debemos revisarlo y modificarlo guardando siempre integridad y aplicando buenos principios, buena moral, buenas costumbres y haciendo lo correcto.
  6. Mantén actitud positiva. Recuerda que la actitud con la que manejas todas las situaciones pueden hacer la diferencia. Busca lo positivo en todo lo que te sucede, que siempre lo hay.
  7. Vigila tu entorno. Rodéate de personas agradables, positivas, lee libros con mensajes de aliento, escucha música que te anima, decora con fotos de buenos recuerdos, depura tus amigos de las redes sociales. Sal a conocer nueva gente, hay gente maravillosa caminando por ahí, procura identificarlos y hacer nuevas e interesantes amistades, así mismo ve eliminando las personas que no te aportan nada bueno.
  8. Exprésate y Sonríe. Que tu sonrisa sea permanente, sincera y que sea tanto externa como interna. No guardes tus sentimientos, no te reprimas, dile a tu familia, a tu pareja y tus amigos cuanto les amas.
  9. Conoce tus prioridades. Tus prioridades serán diferentes a las de los demás, preocúpate por las tuyas. Enfoca tus energías en lo que realmente es importante para ti evitando abrumarte innecesariamente.
  10. Simplicidad. Claro que podemos ver la vida complicada, difícil, un reto; pero también podemos vivir en simplicidad, reduciendo las cosas que pueden sacarnos de equilibrio y perturbarnos. Creo que en la simplicidad está una de las mas importantes claves de vivir una vida equilibrada.

Namaste

Anuncios

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Esta entrada fue publicada en Fernando García, Motivacional, Yoga thoughts. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s