Dios escucha


Quise por un momento poner el título de éste post con un signo de interrogación. No porque dude si Dios escucha, sino para llamar la atención de tantas personas que escucho lo ponen en duda.

Se que alguna vez yo mismo me pregunté y lo dudé, siendo que repetía día a día en mis oraciones lo mismo y “no recibía respuesta”. Claro, para mi, recibir respuesta era recibir lo que estaba pidiendo. Hasta que llegó el día que comprendí que quien no estaba escuchando era yo! 

Muchas veces oramos algo apresurados y después de un corto saludo de introducción que aprendimos desde pequeños, le entramos a nuestro Padre con la lista de peticiones. Nos damos cuenta a medida vamos orando que tenemos mas y mas que pedir. Aprovechamos cada minuto que nos queda para tirarle cuanta petición se nos venga a la mente y casi como de chascada pedimos salud para nuestra familia, amigos y con suerte hasta pedimos por algún enfermo que se nos viene a la mente. Somos específicos en lo que nosotros consideramos es nuestra prioridad y cual es el problema mas grave en ese momento. Detallamos muy bien como queremos nos lo resuelva y luego, justo ahí cuando El está esperando una pausa para empezar a darnos respuesta, nos damos cuenta que es tarde así que cerramos la comunicación con un breve despido y un “Amén”.  Algo brusco no creen?  Creo que no le hacemos eso ni a un amigo, y sin darnos cuenta se lo hacemos a El.

Te invito que hagas una prueba y levántate un poco mas temprano de lo normal y agrégale unos minutos a los que tenías planeados dedicar para orar. Sigue tu rutina si quieres y pídele todo lo que quieras, pero antes de salir corriendo, quédate y escucha las respuestas. Dale oportunidad de hablarte. Abre tu corazón, tu mente y déjalo entrar.  No te garantizo vas a escuchar lo que estas esperando, pero si estoy seguro recibirás lo que te conviene.

Anuncios

Acerca de Honduras Positiva

Honduras Positiva nace con el deseo de ser una opción donde encontrar pensamientos llenos de optimismo y esperanza. No se limita a solo autores hondureños, aunque muchos escritos son míos y como orgulloso catracho los he agregado y decidido compartir. También todas las fotografías que aleatoriamente cambian en la portada son propias, tomadas en mis diferentes viajes por nuestra bella Honduras. Espero lo disfruten. Fernando
Esta entrada fue publicada en Dios, Fernando García. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s